Prácticamente está conformado el equipo rumbo a Barranquilla 2018

El pasado Campeonato Nacional de adultos, el cual se celebró en Monterrey, definió a los primeros 12 taekwondoínes que buscarán el boleto para los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla.

Quienes ya aseguraron su lugar son: Brenda Costa Rica (-46 kg), Linda Torres (-53 kg), Paulina Armería (-57 kg), Anel Félix (-62 kg), Victoria Heredia (-67 kg), Fabiola Vidriesca (-73 kg), Briseida Acosta (+73 kg), Iker Casas (-63 kg), René Lizárraga (-74 kg), Uriel Adriano (-80 kg), Bryan Salazar (-87 kg) y Carlos Sansores (+87 kg).

Los cuatro restantes saldrán de una evaluación entre el ganador del certamen del pasado fin de semana y los sembrados. Daniela Souza, monarca en la categoría de menos de 49 kilos, se medirá a Itzel Manjarrez en caso de que se recupere totalmente de su lesión.

Mientras Jorge Hernández, ganador en menos de 54 kilos, se evaluará con el sembrado César Rodríguez, mientras que Brandon Plaza, en menos de 58 kilos, se medirá a Carlos Navarro, y Ruben Nava hará lo propio con Saúl Gutiérrez.

“La mayoría de los atletas ya han estado en selección nacional, como el caso de Uriel, quien fue campeón del mundo en el 2013, o Ánel, quien fue oro en los Centroamericanos de Veracruz 2014, y será muy equipo consistente y el 90 por ciento del equipo tiene experiencia para enfrentar el clasificatorio para Barranquilla 2018”, declaró el entrenador nacional, Alfonso Victoria.

Se hará una excepción especial en el caso de que María Espinoza decida volver a las competencias con los Centroamericanos, y de ser así, la triple  medallista olímpica tomaría el lugar de Vidriesca.

“María participaría de manera directa por sus grandes resultados obtenidos a nivel internacional, y por ello tiene ese privilegio de ir sin evaluarse. En el Congreso Anual de Cancún y en la junta técnica del Nacional pasado se tocó este tema”, explicó el jefe de entrenadores.

El clasificatorio para los Juegos Centroamericanos y del Caribe se realizará en el primer trimestre del siguiente año, y México es una opción para ser sede del evento.