El taekwondo mexicano tuvo mucha presencia en el podio internacional

México tuvo un año de mucha actividad competitiva internacional y no pudo faltar la buena cosecha de medallas, a la cual ya nos tiene acostumbrados este deporte.

El camino comenzó en el Abierto de Estados Unidos, el cual se realizó a finales de enero, donde la selección nacional consiguió ocho medallas (dos oros, dos platas y cuatro bronces). Los metales dorados fueron por conducto de Briseida Acosta (+73 kg) y Bryan Salazar (-87kg); las platas por Brenda Costa Rica (-46 kg) y César Rodríguez (-54 kg); los bronces por Victoria Heredia (-67 kg), Carlos Navarro (-58 kg), Itzel Manjarrez (-49 kg) y Jorge Hernández (-54).

Llegó junio, mes en el que celebraría el Mundial de Taekwondo en Muju, donde México asistió con 16 atletas. La selección nacional terminó su participación en ese evento con dos medallas de bronce, las cuales obtuvieron María Espinoza (-73 kg) y Carlos Navarro (-58 kg). Mientras que los quintos lugares fueron por obra de Itzel Manjarrez (-49 kg), Briseida Acosta (+73 kg), René Lizárraga (-74 kg), Bryan Salazar (-87 kg) y César Rodríguez (-54 kg).

Siguió la Universiada Mundial en China Taipéi, ahí se lograron siete medallas de bronce donde los autores fueron Briseida Acosta (+73 kg), Melissa Oviedo (-62 kg) Paulina Armería (-57 kg), Itzel Manjarrez (-49 kg), Victoria Heredia (-67 kg), César Rodríguez (-54 kg), y la conseguida por equipos femenil.

Mientras que en el Campeonato Mundial de Cadetes en Egipto, México consiguió tres oros históricos con Luis Salazar en menos de 33 kilos,  Emilio Cendejas (- 49 kg) y Roberto Sumuano (- 61 kg). También se obtuvieron dos medallas de plata que lograron Eyleen Gongora (- 33 kg) y América Comonfort (- 55 kg).

Llegó el turno del ParaTaekwondo en el Mundial que se realizó en Londres, donde se lograron resultados históricos con una medalla de oro, una de plata y dos de bronce.

El oro cayó por conducto de Alejandro Gutiérrez Rudiño en la modalidad de poomsae (P-20). Las otras tres se obtuvieron en la categoría de combate: la plata con Claudia Romero en K44 (-49 kg), y los bronces con Jessica García, en K44 (-58 kg) y Francisco Pedroza en K44(+75 kg).

En lo que respecta a los Grand Prix, Carlos Navarro (-58 kg) obtuvo la plata en la fecha de Marruecos, además Saúl Gutiérrez (-68 kg) y René Lizárraga (-80 kg) se quedaron con el bronce en esa fecha.

En la etapa realizada en Londres, Briseida Acosta se colgó el bronce en más de 67 kilos. Así, por primera vez, el taekwondo mexicano obtenía cuatro medallas en este serial dentro de un mismo año.

Por si fuera poco, México culminó con siete taekwondoínes dentro del top ten mundial y donde Carlos Navarro estuvo 12 meses consecutivos como líder en la categoría de menos de 58 kilos. Por su parte, Itzel Manjarrez ocupa la cuarta posición (-49 kg) con 250.36 puntos; Briseida Acosta (+73 kg) cuarta con 260.87; María Espinoza (-73 kg) tercera con 173.62; César Rodríguez (-54 kg) cuarta con 175.87; Saúl Gutiérrez quinto con 192.02, y Bryan Salazar (-87 kg) noveno con 103.85.

Con respecto al ranking olímpico, María terminó en la quinta posición en más de 67 kilos con 355.45 puntos, Itzel (-49 kg) es quinta con 250.36; Briseida (+67 kg) es séptima con 258.37; Carlos (-58 kg) es segundo con 359.52; César (-58) es quinto con 271.87, y Saúl Gutiérrez (-68 kg) es quinto con 262.63.

Ahora para el 2018, vendrán retos importantes para el taekwondo mexicano como los Grand Prix, el Grand Slam, Abiertos Intenacionales, Mundial Juvenil, Mundial de ParaTaekwondo, Mundial de Poomsae y los Juegos Centroamericanos y del Caribe.